Coliflor al horno y sólo al horno

DSC_0070

La historia de este plato viene de lejos, de cuando vivía en Washington DC y cenábamos en el Comet Ping Pong. Comet es un restaurante sencillo donde se come en mesas de ping pong, televisan partidos míticos de esa disciplina y donde se puede jugar mientras te tomas una cerveza. Linda con una librería estupenda, Politics & Prose, lo que convierte al Comet en un buen plan para esos domingos en los que el tiempo pasa y no terminanos de hacer nada “provechoso”.

comet-main-photo

Pues bien, a lo que iba, en ese restaurante, principalmente de pizzas (tienen opción sin gluten) había un intruso: una simple coliflor asada en su horno de leña, salpicada de pan rallado y parmesano.

DSC_0068

Y fue hasta hace muy poco que no había vuelto a acordarme de esa coliflor. Hice una búsqueda en internet y sorprendentemente no encontré receta alguna en la que la coliflor no estuviera previamente cocida. El hecho de cocinarse únicamente en el horno la hace tierna en su interior y crujiente en su exterior y el sabor se mantiene intacto.

En la Antigüedad no era consumida como alimento sino que se utilizaba para tratar algunas enfermedades, como el dolor de cabeza y la diarrea. Fueron los romanos, en la península italiana, los primeros en cultivarla aunque no fue hasta el siglo XVI que su consumo comenzó a extenderse al resto de Europa. Actualmente, son China, Alemania y los países nórdicos los mayores consumidores de esta verdura.

Entre sus virtudes hay que destacar sus propiedades diuréticas, debido a su alto contenido en agua y potasio y su pobreza en sodio. Es también pobre en calorías (24 cal/100 gr) y rica en fibra lo que siempre es de agradecer. El único inconveniente es el azúfre que contiene que va a provocar gases intestinales (y ese mal olor al cocinarla) pero que en parte se pueden contrarrestar añadiendo hinojo o comino.

Cuando vayamos a comprarla elegiremos ejemplares que conserven sus hojas, ya que esto nos permitirá determinar su frescura; estas deben estar tersas y vigorosas. La piña debe estar compacta, sin manchas y sin flores. En cuanto a su blancura mejor las que tengan un blanco marfileño pues esto indicará que han sido cultivadas en el campo, en cambio las que presenten un blanco rotundo vendrán muy probablemente de un invernadero.

DSC_0030

Si la compramos unos días antes de cocinarla es conveniente no guardarla más de tres días en el frigorífico, protegida por una bolsa de plástico abierta (así conservará mejor los nutrientes) y si se quiere congelar, blanquearla primero, durante 3 minutos en agua hirviendo con sal, pasarlo después a un recipiente con agua muy fría con el fin de detener rápidamente la cocción y secarlos perfectamente antes de meterlos en las bolsas de congelación.

Ingredientes

1 Coliflor

5 ó 6 cucharadas de pan rallado

5 ó 6 cucharadas de queso parmesano

Aceite

Sal

Preparación

Esta receta llama la atención por su simpleza y no requiere más de 15 minutos de preparación.

Se divide la coliflor en ramitos y se lavan bajo el grifo. No dejarlos en remojo pues perderían gran parte de sus nutrientes. Secarlos.

DSC_0045

Se pintan los ramitos con aceite de oliva con un pincel de cocina.

DSC_0048

Precalentar el horno a 180°C.

 

Se cubre una fuente de horno de papel encerado y se colocan los ramitos.

DSC_0053

Hornear durante 40 minutos y mientras, se ralla el queso parmesano y se mezcla con el pan rallado.

DSC_0056

Se espolvorea el queso y el pan sobre los ramitos y se hornean durante 10 minutos más o hasta que hayan cogido un bonito color dorado. Espolvorear un poco de sal tipo maldon o similar.

DSC_0017

Es recomendable tomarlo recién hecho cuando el contraste entre su textura crujiente exterior y su carnoso interior es mayor.

Fuentes:

Las verduras de muchas maneras. Karin Leiz. Editorial RBA

3768 Total Views 2 Views Today

One thought on “Coliflor al horno y sólo al horno

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>